Agropecuaria

Listados noticias, eventos y más...

Luis Ruíz Díaz
De la crisis en tiempos virales: una pequeña reflexión desde la actividad primaria del Chaco
23 de marzo de 2020

Por el Cr. Luis A. Ruíz Díaz - Integrante de la Comisión Agropecuaria

Isabel Allende escribió: “Ni siquiera sabemos lo fuerte que somos hasta que nos vemos obligados a sacar esa fuerza oculta. En tiempos de tragedia, de guerra, de necesidad, la gente hace cosas asombrosas. Es impresionante la capacidad humana para la supervivencia y la renovación”.

De esto se trata y a esto vamos todos, desde los distintos planos sociales, desde las diferentes dirigencias nacionales, provinciales y municipales; desde todos los sectores que hacen a la economía de nuestro país que coadyuvan de alguna manera al sostenimiento de la economía real, de las familias y las empresas, todos y cada uno de los actores pertenecientes al flujo de la economía de la Argentina, de todas las provincias que la componen, y en particular del Chaco.

Nos hemos interesado en destacar y sobresaltar algunas cuestiones que traen aparejadas el estado social y económico de la provincia, desde las últimas inclemencias climáticas, como lo fueron las inundaciones, hasta el virus que azota al mundo entero hoy, y que por supuesto el Chaco no se encuentra exento de ella.

Fueron muchos los azotes que ha sufrido la actividad agropecuaria y ganadera en la provincia y en la región; fueron muchos los productores que han perdido gran parte de los sacrificios económicos y personales que han realizado durante estos últimos tiempos apostando a su actividad que, en muchos casos, no sólo devienen de labores hereditarias, sino que en un gran porcentaje de ellos, forman parte del sacrificio de llevar el pan a la mesa.

Haciendo hincapié en la cantidad de pequeños productores que posee la provincia en sus diferentes departamentos y especialidades, decimos que es muy importante y necesario, a manera de emergencia solidaria, llevar de alguna manera, calma a quienes son artífices de la actividad primaria en la provincia.

A lo largo y a lo ancho del territorio, constantemente como profesionales en Ciencias Económicas y como responsables del soporte de la actividad formal de ellos, hemos recibido y conocido las inquietudes, los problemas que les acarrean situaciones como estas que estamos viviendo en estos tiempos; por supuesto cuestiones que no pueden ser controladas por nadie pero que, sin lugar a dudas, conllevan a consecuencias estructurales para quienes están en ella.

Las grandes pérdidas en materia económica que genera esto, nos hace repensar en cómo poder seguir contribuyendo a la economía regional o al sostenimiento de la actividad, y por sobre todo al de las familias que viven de esto.

Es por ello, que creemos necesario que las medidas que se adopten para poder mitigar el cimbronazo que nos aqueja a todos en materia climática y de emergencia sanitaria, se ajusten de alguna manera, a la terrible situación que viene padeciendo la actividad desde hace ya un tiempo y que posibilite seguir con su desarrollo para sustentarse, para aminorar pérdidas y permitir el sostenimiento de todos aquellos que contribuyen a la misma, sin dejar de considerar que la forma parte de uno de los pilares de la economía regional y provincial.

Todos entendemos que estamos pasando por una pandemia sin precedentes, pero creemos que es importante e imprescindible buscar el modo de continuar garantizando el desarrollo de la actividad en la provincia, y permitir que quienes son artífices de la misma puedan llevar adelante sus labores para hacer frente a la demanda de estos productos a nivel provincial, nacional y mundial.

Creemos que la única manera de sobrellevar y superar este estado de crisis, es desde la concientización y la solidaridad, de forma de coadyuvar a que se satisfagan las necesidades generales: concientizando desde nuestro lugar e instando a que podamos recuperarnos; si entre todos colaboramos en sacar a la sociedad hacia adelante, sin perder de vista la emergencia que significa el estado en el que vivimos hoy.

Por ello, solicitamos no perder de vista esta situación particular, y que todas aquellas normas que se dictaron y aquellas que se dicten a futuro, para acompañar la emergencia, contemplen proporcionar un alivio a la actividad primaria en la provincia, ayudando a su pleno desarrollo, mitigando los golpes que ha sabido sufrir y sobre todo, solidarizándose con un sector tan importante como lo es éste.

Los productores, profesionales afines y las familias, en general, que viven de esto, se conforman al unísono en estas líneas clamando por su bienestar y por su desarrollo, por el de la provincia, el del país y el del mundo, comprometidos con esta emergencia sanitaria y anhelando que la situación mejore cuanto antes, contribuyendo desde sus lugares a la plena realización de las actividades y tareas necesarias para ello.